Fuga de salida y duro día frente al viento para Aritz Bagües

image
Posted On:10.31.2020

Como aseguraba nada más cruzar la línea de meta, a pesar de la dificultad, había que intentarlo. Aritz Bagües se erigió como uno de los protagonistas de la novena etapa de La Vuelta (Castrillo del Val – Aguilar de Campoo), arrancando nada más bajar la bandera del director de carrera en compañía del colombiano Juan Felipe Osorio (Burgos-BH).

Juntos compartieron más de 130 kilómetros de escapada, muchos de ellos con el viento de cara, controlados por un pelotón que les dio un margen máximo de 5 minutos y que les atrapó a 20 kilómetros del final, superado el primer paso por meta. En el sprint masivo Jon Aberasturi no pudo encontrar el hueco para dar rienda suelta a su velocidad, aunque concluía séptimo después de que los jueces relegaran a Sam Bennett al último lugar del grupo, dando el triunfo al alemán Pascal Ackermann.

La noticia negativa de la jornada fue la fuerte caída de Héctor Sáez por culpa de un bidón en mitad de la carretera. Un impacto muy duro en el que el casco le evitó males mayores. El albaceteño pudo reemprender la marcha y concluir la jornada a pesar de sufrir abrasiones en el hombro. Queda pendiente de evolución.

Aritz Bagües: “Hemos arrancado de salida y no ha venido nadie más a acompañarnos, así que ha sido un día duro. Al final han sido muchos kilómetros, al principio viento de cara y sólo dos; te cansas mucho pero había que intentarlo. Para mí no ha sido una etapa de transición. Hoy no y creo que mañana tampoco. Es una etapa más complicada de lo que parece. La zona de Cantabria la conocemos bastante los vascos. Son carreteras sinuosas, siempre arriba y abajo, se hará duro. No hemos tenido mucho tiempo para hablar en la fuga, porque cuando uno tiraba el otro iba recuperando. Los dos sabíamos que era muy difícil, no nos han dejado mucho tiempo, pero había que estar”.

Photo Gómez Sport